Mujeres Lideres
9 mayo, 2022
3:52 pm

Día de la madre: Actualizando lo tradicional

Por Catalina Vallejos

Si bien, la celebración oficial del Día de la Madre en Chile es cada 10 de mayo, el comercio y el marketing han hecho que el calendario se reajuste para celebrarlo el segundo domingo del mes. 

Flores, chocolates, maquillaje, perfumes y productos de cuidado facial son las opciones de regalos que más se repiten. Pero, ¿le has preguntado a tu mamá sobre lo que ella quiere para este día? O más importante: ¿Qué significa para ella ser madre? ¿Qué opina de este día?

Si bien este día es muy simbólico y cada persona le da un significado y una visión diferente, podemos destacar respuestas como: “Lo que cambió mi vida”, “la motivación para seguir adelante” y “lo que me ayuda a ser mejor persona cada día”. Pero también está presente el lado no tan lindo: Lo difícil de ser madre, que tiene que ver con concepciones tradicionales sobre el rol, que lo colman de expectativas poco realistas y exigencias de las que no es fácil librarse.

Sobre estas preguntas, Alejandra Antilef, ingeniera comercial y socia de Más Mujeres Líderes nos dice: “Ser mamá es todo. El motivo por el cual una enfrenta todas las dificultades de la vida, mis hijos son mi principal fuente de energía… Hago todo por ellos (…) Lo más difícil de ser mamá es poder ejercer el rol de madre al 100 por ciento como una quisiera y compatibilizarlo con el trabajo, la profesión, nuestro desarrollo personal y laboral. Hay muchas dificultades y expectativas muy altas en el cumplimiento de los objetivos en el mismo trabajo o en lo que sea que estemos haciendo, sin pensar en nuestras responsabilidades como mamá (…) Crecimos con esta sobre exigencia de que tenemos que pensar y hacernos cargo de todo… Nos sobre exigimos mucho y nos dejamos de lado como mujeres y nos olvidamos de nuestra propia felicidad para poder rendir de la mejor forma para todo antes que para nosotras (…) Esa es la parte más difícil de ser mamá, que no lo hacen los niños, sino que lo hace la sociedad, la que nos instaura como responsables de este rol desigual”. 

Si bien la decisión de ser o no ser madre es personal, la sociedad siempre tiende a juzgar por decidir tener otro tipo de vida que no incluya un hijo o una familia. Así como también, juzgará el rol femenino al momento de optar ser madre. 

“Creo que es muy complicado definir qué es ser madre en un solo concepto. Para mí es la extensión de mí misma hecha persona. Es mi motivación y el sentido que me da para día a día levantarme (…) Lo más difícil de ser mamá es el constante cuestionamiento de la sociedad frente a mis decisiones como madre, y también la imágen que se tiene de ser mamá, de que una tiene que ser perfecta y que no te puedes equivocar… Se malinterpreta porque finalmente uno es ser humano, se puede equivocar (…) Creo que es responsabilidad de nosotras, como madres, apoyar en esta construcción de sociedad que queremos en pro del cambio, formando a niños menos machistas y a mujeres más empoderadas, con igualdad de género en base al respeto”. — María Consuelo Gebhard, psicóloga y socia de Más Mujeres Líderes.

En este sentido, la maternidad siempre ha sido un concepto que se ha formado bajo ideales externos a las mujeres, los que a su vez, han creado un molde de lo que es “correcto y no correcto” sobre el “cómo debe ser y qué debe hacer una madre”. Moldes sociales a los que, en muchos casos, nosotras nos hemos adaptado inconscientemente. La religión, lo económico, político y social, son factores que han intervenido históricamente en este tipo de decisiones. Sin embargo el concepto de “maternidad” se ha ido transformando cada año a medida que la posición de las mujeres y la cultura evoluciona.

A pesar de todo lo que significa ser madre, tomando en cuenta los pro y los contras, para la mayoría de las mujeres, la maternidad es vista como una de las fuentes más grandes de motivación, felicidad, sentido y entendimiento de la vida. La sensación inexplicable de un amor ilimitado .

Últimos post