Mujeres Lideres
1 septiembre, 2020
3:23 pm

Red solidaria EstoyContigo: Salud mental al alcance de todos

Desde que abrió sus puertas virtuales el 29 de abril, más de 300 personas de todo el país han solicitado el acompañamiento de los voluntarios que componen la red solidaria EstoyContigo. Iniciativa que nació como una oportunidad de apoyar emocionalmente a quienes están viviendo esta pandemia en condiciones de mayor vulnerabilidad.

La psicóloga Bertha Escobar y la periodista Glenda Merino lideran esta red que hoy cuenta con más de 130 voluntarios de todo el país, principalmente profesionales del área social, quienes pusieron a disposición su tiempo y una escucha acogedora para quienes viven hoy una situación más complicada, mediante un acompañamiento a distancia.

El mecanismo es sencillo: quienes solicitan apoyo deben acceder al formulario alojado en la web www.estoycontigo.cl y determinar el tipo de requerimiento: acompañar el duelo, conversación espiritual o conversación-escucha. Algunos datos de contacto y una breve descripción de sí mismo o problemática, orientan para la posterior derivación a los voluntarios disponibles.

La psicóloga y académica UCT, Bertha Escobar, explica: “EstoyContigo es más que una experiencia altruista, solidaria; es un modelo que, creemos, desafía el cómo se otorgan los servicios de salud mental. En estos cuatro meses hemos podido constatar que se ha logrado el objetivo de entregar herramientas efectivas a las personas para que puedan adaptarse y actuar mejor frente a las dificultades”.

La cofundadora de la iniciativa destaca su accesibilidad. “Actuamos en la brecha en la que están quienes habitualmente no tienen oportunidad de un acompañamiento en salud mental, de forma gratuita, y además en un formato que favorece a muchos que, por recursos y capacidad de movilidad, no podrían recibir ayuda de otra manera”, acotó.

LO APRENDIDO

Tras poco más de 4 meses de atención, la red ha hecho un positivo balance de los alcances de la labor de sus voluntarios, quienes lograron -de los acompañamientos efectivamente realizados durante el primer trimestre- un 71,5% de efectividad, es decir, 7 de cada 10 usuarios EstoyContigo cumplieron su objetivo tras finalizar el proceso; asimismo, un 7,1% de los casos requirió tras su cierre una derivación especializada y poco más de un 20% de los usuarios abandonaron el acompañamiento.

La ansiedad es el motivo de consulta más recurrente por parte de los usuarios EstoyContigo (26%), seguido por situaciones que se derivan del confinamiento, diagnósticos previos que en estas circunstancias se complejizan y el reconocimiento de síntomas depresivos. Ideación suicida, duelo y trastornos del sueño están representados en porcentajes menores.

Datos relevantes que saltaron a la vista de la sistematización de los primeros 3 meses de EstoyContigo fueron la proporcionalidad hombres-mujeres, siendo estas últimas quienes tenían una mayor presencia, con poco más del 85% de las solicitudes.

La edad de quienes acuden a la red también arroja datos significativos pues un 48% de los usuarios son adultos emergentes, es decir, están en el rango de entre los 18 y 29 años. 20,3% se encuentran entre los 30 y 45 años y el 19,8% entre los 46 y los 60 años.

Respecto del alcance a nivel nacional, un 60% de las solicitudes son de La Araucanía, y le sigue en cantidad de usuarios la Región Metropolitana con un 12%. Los Lagos, Los Ríos y Biobío están detrás y un 10% restante se distribuye en las otras regiones del país desde Arica a Punta Arenas.

UN TRABAJO EN RED

El modelo propuesto en EstoyContigo se sustenta en los voluntarios, y la disposición y motivación de ellos es clave para el logro de los objetivos de la red.

“Si bien se entregan materiales, capacitaciones y orientación para el voluntario, creo que lo que le da fuerza a EstoyContigo es que hemos logrado convocar grandes personas, lo que ha hecho de este grupo un espacio positivo y propositivo. Los voluntarios atienden al llamado a ser solidarios, pero también a ser responsables a la hora de acoger a otros”, explicó Glenda Merino, cofundadora de la iniciativa.

Este trabajo en red también se conecta virtuosamente con otros espacios, es así como en ciertas situaciones se evalúan derivaciones de los usuarios a clínicas psicológicas y las universidades Católica Raúl Silva Henríquez en Santiago y la Universidad Mayor en Temuco han aportado con cupos especiales para los usuarios a las que se agregarán pronto otras casas de estudio regionales.

Travesía 100, que centra su orientación en mayores de 60 años; Línea 1515, de atención psicológica a niños, niñas y adolescentes; y Revivir, para personas con enfermedades oncológicas, pusieron a disposición sus apoyos para quienes los necesiten. Psicólogos independientes también se han sumado, contribuyendo con terapias gratuitas para usuarios que enfrentan situaciones más complicadas.

“EstoyContigo se gestó en + Mujeres Líderes y fue una de las varias respuestas colaborativas que surgieron de este gran grupo de mujeres en este escenario del coronavirus. Cada paso dado ha sido acompañado de muchas personas e instituciones sociales y de educación superior que han apoyado activamente a nuestra red y estamos muy agradecidos por ello”, concluyó Glenda Merino.